Actividades para padres e hijos

Para mejor aprovechar las sesiones de lectura, aquí le ofrecemos algunas sugerencias que podría utilizar.


¡Mantenga activo el tiempo de los cuentos! Anime a su hijo/a a conversar sobre los dibujos y muéstrele los detalles. Ocasionalmente pare para checar con él/ella. Trate lo siguiente:

  • Haga que su hijo/a sienta que está participando. Déjelo/a que sostenga el libro o que pase las páginas.
  • Anime a su hijo/a a “leerle” a usted el cuento. Un niño/a puede contar con su memoria para hacer esto. Pídale a su hijo/a que le repita el cuento leyendo los dibujos. Pídale que empiece al lado izquierdo de la página y continúe hacia al derecho, igualmente como lo hacemos cuando realmente estamos leyendo.
  • Cuéntele a su hijo/a cuentos que usted sabe o invente unos nuevos. Los niños también disfrutan escuchar eventos de la vida real que le han ocurrido a usted o a parientes y amigos. También podría hacer muñecos sencillos de las bolsas de papel o calcetines para ayudarle a contar los cuentos.


Y aquí tiene algunas actividades divertidas para ayudar con el avance del desarrollo de habilidades básicas de alfabetismo!

  • Idea: Corte cada actividad y péguela con goma o cinta adhesiva a una tarjeta de color. Mantenga todas las tarjetas juntas con una liga o hágales un hoyo y sosténgalas con un aro o cordón. El estambre funciona my bien para esto. Este formato crea una herramienta portátil y divertida para que usted pueda llevarla a donde usted quiera!
  • Formas: Cuadrado, círculo y triángulo: Ayúdele a su hijo/a a encontrar objetos en la casa que tienen la forma de círculos, cuadrados, y triángulos. Anímelo/a a nombrar las formas de cada objeto, o poner juntos los objetos que tienen la misma forma.
  • Colores: Juegue con su hijo/a algún juego! Escoja un color tal como el rojo, y pídale a su hijo/a señalar en el cuarto todo lo que sea de color rojo. El juego de colores se puede jugar en casa, en la tienda, en el coche o en el supermercado.
  • Clasificando: El supermercado también es un lugar excelente para mostrarle a su hijo/a cómo los objetos similares se colocan juntos. En la sección de verduras y vegetales, muéstrele que las frutas están arregladas en una área y los vegetales en otra. Anime a su hijo/a a ayudarle a encontrar cosas en el supermercado preguntándole en cual sección usted debe mirar.
  • Tamaños: Grande y pequeño: Busque objetos grandes y pequeños en la casa: afuera, en revistas y libros, y en la televisión. Haga que su hijo/a compare el tamaño de los zapatos de usted con sus propios zapatos. Dibuje su mano y la mano de su hijo/a en un papel. Anime a su hijo/a que le diga cuál es la mano grande y cuál es la mano pequeña.
  • Sonidos: Pídale a su hijo/a que cierre los ojos y ver si puede identificar algunos de los sonidos comunes de la casa: la caída del agua, un teléfono, o el timbre de la puerta.
  • Etiquetas: Imprima etiquetas en un pedazo de cartón o papel grueso y colóquelas en los objetos que describen. Es mejor empezar con etiquetas de objetos que su hijo/a conoce, tales como cama, mesa, silla, puerta, pared o ventana. Después de que las etiquetas han estado colocadas por un tiempo, quítelas y vea si el/ella puede identificarlas con el nombre correcto.
  • Anuncios: Carteles, etiquetas y anuncios son muy buenos recursos para practicar la lectura. Usualmente las letras son grandes y las palabras son cortas. Muy seguido también tienen claves en forma de fotos. Cuando usted de un paseo, maneje, o haga las compras con su hijo/a, señale los anuncios y pídale que haga el sonido de las palabras.


Encontrar oportunidades para aprender e incorporar tiempo para cuentos en su vida diaria puede ser una forma divertida y fácil para prepara a su hijo/a para la escuela – y reunir a la familia con la lectura. Sea creativo con estas ideas y disfrute!